¡Aquí pasa algo suave!

Hablar de Ensenada me llena siempre de orgullo y buenas memorias, muchas de ellas relacionadas al mar y la playa, las dunas de arena en Punta Banda, la Lagunita del Ciprés, el sonido del canto rodado y las olas de San Miguel. Otros recuerdos los atesora el Valle, principalmente los relacionados al aroma de las plantas nativas, las codornices, liebres y correcaminos, los amaneceres, estrellas fugaces, rocas monolíticas y el silencio.


El amor por la vida silvestre y pasión por el diseño, me han hecho una persona observadora; me clavo en el detalle, en las entrelíneas, en la experiencia sensorial de cada instante. Ese gusto por compartir lo que veo, por dar forma a lo que deseo mejore, por construir y ser parte de una comunidad que coexista, en respeto y armonía con la naturaleza, esas ganas por dejar una huella que no se note, pero se sienta. Diseñar para la gente, a favor de la naturaleza, eso me ha traído de vuela a Ensenada. ¡Aquí pasa algo suave!


Hace año y medio, por causalidad y ganas de aportar a esta ciudad que tanto quiero, me vi organizando un taller sobre identidad territorial, con la finalidad de entender mejor el contexto, ver las singularidades, vocaciones, áreas de oportunidad y líneas de desarrollo económico que mueven a Ensenada. El taller reunió a buenos amigos de la UABC, COLEF, IMIP, empresarios, líderes de opinión, estudiantes y creativos, a construir un mapa mental de la identidad cultural ensenadense y a visualizar un futuro deseable de aquello que está presente en nuestro consciente colectivo.


Somos un lugar privilegiado, de gran de calidad de vida, con un clima delicioso, tenemos olas, vid, olivo, cercanía con Estado Unidos; gente de ciencia, de mar, de tierra; el mejor cielo de México, cultura vial, en fin, hay mucha tela de donde cortar y muchas más ganas de crear, ordenar y hacer algo bello.


El resultado de dicho taller fue evidenciar nuestra naturaleza marítima, el arraigo a la tierra, las fortalezas científicas y el movimiento creativo que se ha gestado en relación a la vitivinicultura, gastronomía y maestría en el manejo del ingrediente.


Después de un amplio trabajo de investigación y síntesis, con la ayuda de quiénes han sentado las bases para que la acuacultura, maricultura, vitivinicultura, gastronomía y ciencia ambiental, sean lo que hoy identifica nuestra región, se formuló un expediente de candidatura exitosa para que UNESCO decretara a finales del 2015, a Ensenada, como miembro de la Red de Ciudades Creativas en el rubro gastronómico, la primera ciudad en lograr dicho distintivo en México.


El proyecto comienza apenas, pero seguramente ayudará a sentar las bases del futuro desarrollo de Ensenada como destino de experiencia, esperando un día cercano podamos presumir ser la ciudad mexicana con mejor calidad de vida.


Les comparto el brief del proyecto de Ensenada Creativa y el moodboard de inspiración que utilizamos para diseñar nuestro imagotipo.


Espero lo disfruten y podamos coincidir pronto.






#ensenadacreativa #UNESCO #gastronomiamexicana #diseñomexicano #unescocreativecities #mexicandesign #amarabierto #UCCN

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square